Más sobre nosotros

La Nacelle nació en 1993 en Nyon gracias a un equipo de profesionales inspirados en la idea de la Maison Verte de París. Creada en 1979 por Françoise Dolto (psicoanalista) y por un equipo de profesionales, La Maison Verte tiene como objetivo de mejorar la vida de los niños pequeños y de sus familias.

Desde el 1 de enero de 2019, La Nacelle ha sido tomada por Espace Prévention La Côte y se rige administrativamente por La Fondation de La Côte.

El equipo de La Nacelle está deseoso de inscribirse en un funcionamiento parecido pero sin psicoanálisis. Todas las animadoras son profesionales de la relación y tienen vínculos con el campo de la infancia y de la funcion paterna/materna.

La Nacelle funciona con una decena de animadoras.

Estamos abiertos tres medios días por semana. Dos animadoras están presentas en cada apertura.

La Nacelle, como cualquier lugar que recibe a los padres y a los niños funciona con algunos principios esenciales:

  • Es un lugar en el que acogemos, escuchamos y nos encontramos  niños y adultos.
  • los niños vienen acompañados por uno de sus padres o por una persona que les cuida generalmente y con quién se sienten en confianza.
  • se trata de respetar algunas reglas sociales y algunas cosas que son prohibidas.
  • no hay inscripción: se viene cuando se quiere y uno se va cuando lo desea. Siempre hay lugar para los que llegan.
  • En la pizarra se anota el nombre del niño y su edad cuando llega.
  • la Nacelle no es un lugar de consulta pediátrica.
  • Todo lo que las animadoras escuchan en la Nacelle es confidencial.

El oficio de padre/madre se aprende día tras día. La llegada de un niño cambia la vida y despierta inquiétudes y ciertas veces hay tensiones.

Se habla mucho en la Nacelle durante una tarde: entre padres, tomando un café, dan ganas de contar.

La convivialidad favorece los intercambions y las animadoras garantizan un cuadro de seguridad afectiva.

Cuando un padre/madre llega es porque así lo desea. Si quiere volver es porque así lo quiere: esta Libertad es agradable y la libertad que uno siente en consecuencia simboliza bastante bien a la Nacelle.